_digital transformation series

  • Home »
  • Computación en la Nube - Definición, Ejemplos y Usos Prácticos
Computacion-en-nube

Computación en la Nube - Definición, Ejemplos y Usos Prácticos

La computación en la nube es un proceso que cada vez tiene más acogida dentro de las áreas de TI. De hecho, según una encuesta publicada en la revista Forbes, para el 2020 un 83% de la carga de trabajo en las empresas será en la nube. Esta es una cifra considerable, en especial si se tiene en cuenta que hasta hace poco el término nube o cloud computing era desconocido o no se sabía exactamente a qué hacía referencia. Hoy las prácticas empresariales exigen no solo su conocimiento y utilización sino una migración a este tipo de modelos debido a los beneficios en costos y rendimiento, entre otros.

Haz clic aquí para conocer cómo cloud está cambiando a las empresas.

¿Qué es Cloud Computing?

La computación en la nube o cloud computing es una tecnología mediante la cual se prescinde de los recursos de la computadora local y se saca provecho de la capacidad de procesamiento y almacenamiento computacional basado en internet –la nube–. En esta medida, solo es necesaria una conexión a internet para acceder a recursos con los que el usuario local no cuenta.

“La idea es compartir el poder de cómputo entre muchas compañías y personas, reduciendo así el costo de esa capacidad informática para aquellos que la aprovechan. El valor del tiempo compartido y el valor central de la computación en la nube son prácticamente los mismos, solo que los recursos actuales son mucho mejores y más rentables”
David Linthicum – Chief Cloud Strategy Officer en Deloitte

Ahora bien, desde una perspectiva más conceptual, la computación en la nube termina siendo un cambio en el paradigma ya que propone un panorama en cual el acceso a la información y a la infraestructura tecnológica es prácticamente omnipresente. En este orden de ideas, un gerente puede revisar y modificar el progreso de un proyecto en tiempo real desde su celular, es decir sin la necesidad de contar con la infraestructura tecnológica in situ, desde cualquier lugar del mundo.

El término nube se utiliza como una metáfora de internet, debido a que los diagramas de flujo por lo general lo representan con esta figura. No obstante, la computación en la nube es un término que se le atribuye a John McCarthy, quien en 1961 fue el primero en mencionar la idea de que la tecnología de tiempo compartido de las computadoras podría llevar a que más adelante el poder de procesamiento se podría vender como un servicio.

¿Cómo funciona la computación en la nube?

En principio, el elemento imprescindible en la computación en la nube es la nube misma, es decir el internet. Partiendo de esto, ilustremos un ejemplo en el cual un usuario decide trabajar con un proveedor X. Una vez acepta los términos y condiciones tiene acceso al poder de computación que dicho proveedor le ofrece; sea espacio de almacenamiento, poder de procesamiento de alta demanda o incluso un software o plataforma.

A pesar de parecer distante, esta nube está más cerca de lo que crees. De hecho, es muy probable que estés en ella ahora mismo. Las top 5 apps en la nube para consumidores actualmente son:

  1. Facebook
  2. Twitter
  3. YouTube
  4. LinkedIn
  5. Pinterest

Un ejemplo de un servicio de almacenamiento cloud que seguramente has utilizado es Google Drive. Esta es tan solo una de las múltiples funcionalidades de la Suite de Google. A través de ella, un usuario puede almacenar desde 15 GB hasta 10 TB.

71.3% de todos los servicios cloud están enfocados a empresas

Ahora bien, una pregunta frecuente es ¿dónde está la nube?

Es claro que todo recurso en la nube es tangible, por lo tanto físico y “real”. En este orden de ideas, los servicios cloud están ubicados en las oficinas del proveedor que el usuario haya escogido, como las oficinas de Google o Facebook.

Tipos de Nube

Existen 3 tipos principales de nube:

Privada

Las nubes privadas son aquellas que ofrecen servicios informáticos a través de una red interna privada, exclusiva a algunos usuarios y no disponible al público general. Es también conocida como nube interna o corporativa.

Pública

La nube pública son aquellos servicios informáticos que son ofrecidos por proveedores externos a través del internet, por lo tanto, están disponibles a todo el mundo.

Híbrida

Este tipo de nube combina ambas características, lo cual permite una dinámica entre nubes, dependiendo de las necesidades y los costos con los que se cuente. Esta solución es claramente la más flexible de todas.

Ahora bien, existen una serie de categorías dentro de las nubes descritas anteriormente las cuales son:

Software como Servicio (SaaS)

Plataforma como Servicios (PaaS)

Infraestructura como servicio (IaaS)

Beneficios de la computación en la nube

Es importante tener en cuenta que si bien los servicios en la nube ofrecen muchos beneficios, estos dependen del carácter de la empresa que los desee implementar. En este orden de ideas, pueda que algunas operaciones no sean tan convenientes para las áreas de TI. Los principales beneficios son:

  • Costos de inversión: debido a que no es necesario invertir en infraestructura, los costos de inversión iniciales son mucho más bajos.
  • Recursos “ilimitados”: los recursos que se pueden contratar en la nube son prácticamente ilimitados. Es decir, siempre se puede acceder a más espacio de almacenamiento, mayor poder de procesamiento o aplicaciones más robustas.
  • Cero mantenimiento: ya que toda la infraestructura está a cargo de un tercero, las áreas de TI se centran en funciones más operativas, en lugar de largos procesos de mantenimiento y actualización.
  • Seguridad: en caso de considerarse una nube pública, los proveedores por lo general cuentan con los sistemas más robustos de seguridad disponibles en el mercado. De esta forma se evitan cualquier tipo de ciberataques.
  • Seguridad de la información: al tener la información alojada en servidores de proveedores con amplia infraestructura, los procesos de respaldo de información (backup) son constantes por lo que es prácticamente imposible que haya pérdida de información.
En promedio, una empresa experimenta cerca de 23.2 amenazas relacionadas con la nube cada mes.

¿Cuáles son los principales proveedores de servicios en la nube?

Actualmente existen una gran cantidad de compañías dedicadas a servicios en la nube, no obstante, las tres empresas líderes en el mercado en este momento son:

Google Cloud Platform (GCP)

Amazon Web Services (AWS)

Microsoft Azure

Dentro de estos líderes, GCP es la plataforma con mayor crecimiento en adopción. El paquete de herramientas de comunicación y mensajería,  G Suite, corre bajo la misma infraestructura que utiliza la compañía en sus productos de usuario final, el cual se compone de una serie de paquetes modulares que incluye servicios de almacenamiento, análisis de datos y machine learning, entre otros.

Haz clic aquí para comparar entre GCP o AWS.

¿Quién utiliza GCP actualmente?

La acogida que ha tenido este sistema ha llamado la atención de compañías de escala global como Coca Cola, HSBC, Philips y HTC, entre otros. Dentro de las compañías destacadas se incluyen empresas como Apple, quienes tomaron la decisión de migrar a GCP algunos de sus servicios desde AWS. De igual manera, Evernote migró sus cerca de 200 millones de usuarios en el 2016. Según Ben McCormack, VP de Operaciones, “Evernote obtendrá grandes mejoras de rendimiento, seguridad, eficiencia y escabilidad. Migrar a la nube también nos permite enfocar esfuerzos y recursos en asuntos de mayor importancia para nosotros”. Asimismo, Spotify, una de las plataformas de reproducción de música vía streaming más grandes del mundo, decidió migrar su infraestructura a GCP con el fin de ampliar su mercado.

Haz clic aquí para saber por qué Spotify decidió migrar a GCP.

Dentro de otras grandes compañías que han decidido migrar, se encuentra Ubisoft, empresa dedicada al desarrollo de videojuegos. Según Cyril Erbin, Programador Líder, “Fue un gran desafío y un gran logro poner en marcha el juego –From Dust– en el navegador web, sobre todo porque teníamos poca experiencia en desarrollo web. Google App Engine y Google Cloud Storage jugaron un papel importante en nuestro éxito".

Haz clic aquí para conocer el caso de éxito de Ubisoft con GCP.

Finalmente, Twitter también decidió integrar GCP dentro de sus soluciones con el fin de estar a la vanguardia. Si bien no piensan mover la totalidad de su infraestructura, su estrategia consta de una combinación híbrida que les permita sacar el mayor provecho. Según el CTO de Twitter, Parag Agrawal, “Estamos trabajando con Google Cloud para mover el almacenamiento de datos fríos y nuestros clústeres flexibles Hadoop de cómputo a Google Cloud Platform. Esto nos permitirá mejorar la experiencia y la productividad de nuestros equipos de ingeniería que trabajan con nuestra plataforma de datos”.

Conclusiones

La nube está acá para quedarse. La movilidad, el acceso y la flexibilidad son características imperativas para los gerentes de hoy en día. En este orden de ideas, es importante estar a la vanguardia y crear alianzas estratégicas con proveedores de peso en este tipo de servicios. Desde este punto de vista, la suite de Google es por lejos el mejor aliado en términos de costos, implementación y sobre todo, innovación, no en vano es la compañía en internet más grande en el mercado actualmente.

 

G Suite, GCP,, Google Cloud, Cloud Computing, Google Cloud Platform, computación en la nube, cloud, nube

Suscribirse

Entradas recientes