_digital transformation series

  • Home »
  • Migrar a la nube: cambio de paradigma
art-blue-skies-clouds-335907

Migrar a la nube: cambio de paradigma

18 September, 2018 Javier Osorio Leave a comment

El avance tecnológico exige que las organizaciones se reinventen y se adapten lo más rápido posible a las prácticas del mercado actual. Esta adaptación requiere de un cambio estructural a nivel interno, una transformación en la mentalidad, en el paradigma organizacional. Como consecuencia, se reemplazan las prácticas tradicionales y se repiensan las tácticas para salir de la zona de confort, oponerse a la resistencia al cambio y proponer rutas de trabajo diferentes.

La gran migración contemporánea: el Cloud Computing

 Las migraciones a la nube que se están llevando a cabo en la actualidad en las empresas responden a una necesidad que cada vez coge más fuerza debido a los múltiples beneficios que ofrece principalmente en términos de costos y tiempos. Sin embargo, muchos líderes de TI aún se rehusan a explorar la nube. Cambiar este paradigma es imperativo.

 Debido al incremento de interés por esta tecnología –la cual promete revolucionar las industrias– el mercado cuenta con una interesante oferta de proveedores con amplia trayectoria y experiencia. Uno de los más populares y reconocidos es Google con su Google Cloud Platform que en su forma más básica, permite a las empresas utilizar los servidores de Google y pagar solo por lo que utilizan, en lugar de tener que comprar, operar y mantener sus propios servidores. Por ejemplo, en Xertica, ayudamos a StarPerú a migrar sus servidores a la nube de Google, reduciendo sus costos operativos de infraestructura en un 80%, mejorando su servicio e incrementando sus ventas. Puedes leer más sobre esto aquí.

 Así mismo, Google también ofrece G Suite; una herramienta modular de comunicación y mensajería con diferentes aplicaciones enfocadas directamente al incremento de la eficiencia en las organizaciones a partir de soluciones en la nube. G Suite está pensada para integrar tres ejes organizacionales fundamentales: Comunicación, Colaboración y Gestión. Su impacto es tal que según la empresa consultora Forrester, el ROI (Retorno de Inversión) estimado es del 304% al cabo de tres años. Un gran aliado sin duda alguna.

Establecer una ruta diferente

 El cambio siempre es difícil, pero reconocer que se deben hacer las cosas de manera distinta es solo el primer paso. A partir de ahí, es recomendable tener en cuenta los siguientes aspectos con el fin de asegurar la aplicación de una ruta diferente:

Prever las necesidades de la organización

 Para las gerencias y áreas de TI es claro que los grandes productores de software y hardware, como Microsoft o Intel, no son quienes deben determinar la necesidad de actualización en las organizaciones. Existen factores netamente internos que impulsan dicha necesidad, como lo son el mejoramiento en la eficiencia de los procesos. Un gran ejemplo de esto son los cajeros automáticos. En el 2014, cerca de 95% de los cajeros automáticos a nivel mundial corrían bajo Windows XP. No obstante, en abril de ese año Microsoft dejó de prestar soporte a dicho sistema, lo cual implicaba un gran riesgo ya que exponía los cajeros a vulnerabilidades informáticas. Esto fue un gran problema para los bancos a escala global mundial ya que los obligaba a migrar al nuevo sistema operativo: un despliegue operativo y financiero enorme que no se tenía contemplado.

 Tener en mente este ejemplo es útil porque sirve para entender lo importante que es el rol de las gerencias de TI. Al establecer un roadmap que prevea las futuras necesidades de las organizaciones y las combine con las tendencias tecnológicas, el departamento de TI podrá evitar encontrarse con problemas como los descritos arriba.  

El cambio viene desde adentro

 Según Terry Neill, expresidente de la empresa consultora Andersen Worldwide (hoy día Accenture), “El cambio es una puerta que se abre desde adentro”. Esta reflexión permite empoderar a las áreas de TI, quienes son las únicas con la potestad y experiencia para determinar si migrar a nuevas soluciones es o no óptimo para las organizaciones.

 Un buen ejemplo de esto es lo que sucede en el mercado de los celulares. A pesar de que son las grandes empresas como Apple y Samsung quienes determinan el ritmo de sus lanzamientos anuales, quienes realmente determinan la necesidad de tener un nuevo celular son los usuarios.  Afortunadamente en las empresas existen líderes TI capacitados para tomar decisiones sobre la real necesidad de la empresa. 

 Ahora bien, puede suceder que un sistema que no esté actualizado cumpla con las necesidades primarias de la empresa, motivo por el cual es común ver que las áreas de TI se hermetizan y evitan explorar nuevas posibilidades e investigar acerca de mejores prácticas y tendencias en el mercado. En este caso, es recomendable contar con espacios de Investigación y Desarrollo desde las áreas de TI, que se ocupen de revisar las diferentes vanguardias correspondientes al contexto del cual haga parte su segmento de mercado.

 En conclusión, no es recomendable desconocer las ventajas de migrar a la nube. Estar actualizado es una máxima dentro de las áreas de TI y en esa medida el camino ya está trazado. No esperes a que la industria sea quien dicte tu necesidad de actualización; siempre es mejor estar a la vanguardia, de la mano de soluciones confiables como G Suite, que te permita reinventar las políticas TI en tu organización y por ende asegurar tu permanencia en el liderazgo de tu sector o industria.

 

nube, cloud, Cloud Computing, Transformación Digital

Suscribirse

Entradas recientes