La nube es un mundo que parece complejo hasta que llega a las palabras de Raúl Goycoolea, Vicepresidente de Servicios Cloud de Xertica. Este ingeniero en cibernética, tiene estudios de especialización en Inteligencia Artificial en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y en proyectos en gestión de tecnología en Berkeley. Quizá por esa formación, la explicación sobre las tendencias en la nube y el reto que implica para las empresas se hace más sencilla.

¿Cuál es el reto de migrar a la nube en América Latina?

Hay que entender que América Latina está unos 4 años atrás de EE.UU. y Europa en temas tecnológicos, por lo que el principal reto es igualar esa brecha. En la región se ve el Cloud como la nueva moda tecnológica; como en su momento fue web y mobile. El reto es cambiar esa incredulidad hacia las nuevas tecnologías.

Se debe impulsar que las organizaciones entiendan que la migración a la nube sí da un beneficio real. Ante esta desconfianza, las empresas, en especial mipymes, están esperando a ver si es una tecnología que se adopta por la mayoría e identificar si es algo que no es pasajero. En cambio, las empresas medianas y grandes ya tienen algo en la nube.

Algunas ya tienen todo su sistema allí, y otras cuentan con herramientas colaborativas como G Suite o Salesforce para hacer seguimiento de sus ventas. Es decir, ya tienen algunas cosas en la nube, pero quizá no fue planeado. Seguro contrataron un servicio que les pareció atractivo, pero jamás se dieron cuenta que eso ya era un inicio de migración hacia la nube.

¿Cuál es la motivación de las empresas para sumarse a la nube?

Hay diferentes motivaciones. Una empresa grande o mediana tiene requerimientos como reducción de costos o agilidad de negocio. Algo que es necesario en un mercado competitivo en los que hay que sacar un producto muy rápido, de forma más ágil que la competencia, a menor costo, que además sea completamente funcional y que el usuario pueda usarlo y recomendarlo. En ese sentido, Cloud da la flexibilidad para impulsar la agilidad en el desarrollo de nuevos productos.

¿Cómo se evidencia la innovación en América Latina?

La mejor forma de responder es explicar los procesos de innovación en un sector que depende totalmente de la tecnología: las empresas de telefonía. En este sector, hasta hace muy poco, cuando a alguien se le ocurría una nueva idea decía: ¡vamos a vender esto ya! Ese ímpetu se frenaba cuando un colega respondía: ¡calma! hay que habilitar sistemas, configurar el hardware…y eso lleva tiempo. Perfecto, ¿cuánto se va a tardar el proyecto?

“En América Latina, el promedio para sacar un nuevo producto, por ejemplo en una telefónica que es una empresa tecnológica, es de aproximadamente 12 meses”.

Al tardarse un año en hacer esa idea realidad, lo que ocurre es que el competidor saca algo equivalente, o el producto cuando sale ya es obsoleto, o incluso el precio ya no es competitivo. Entonces, la innovación en la región todavía sufre estos estragos de las grandes empresas del pasado, pero con la adopción de nuevas tecnologías, va cambiando paulatinamente hacia una cultura de mayor innovación.

¿Cuál es el valor agregado del cloud?

Con cloud, en vez de desarrollar, comprar, adquirir, poner, conectar o ubicar una infraestructura física, se contratan servicios de forma inmediata. Si quieres comprar un servidor físico pequeño para una microempresa, el tiempo de entrega es de tres meses. Para instalarlo, configurarlo, sincronizarlo, actualizarlo, etc., puede ser un mes más.

Hacer lo mismo en la nube lleva unos 2 minutos. La gran ventaja es que se paga por lo que se ocupa. Si necesitas más pagas más, si necesitas menos, pagas menos. A diferencia que en un servidor tradicional, si lo compras ya lo pagaste, si necesitas usar menos, no importa porque ya está pagado y si requieres un servidor más grande, pues tienes que comprar algo más para añadir capacidad. Cloud es flexibilidad para las empresas.

¿Cómo se ha configurado la competencia hoy gracias a la nube?

Justamente por la innovación y agilidad, las empresas grandes han cambiado su chip para ser más competitivas. Ellas entienden que su competencia no son las similares a ellas, sino las empresas que nacieron en la nube. Una gran empresa de telefonía ya no se preocupa solo por su semejante sino por Skype o Hangouts; un gran canal de TV tiene el ojo más puesto en Netflix que en otros competidores. Ya no solo compiten con empresas con procesos y tecnologías similares sino con empresas nativas de la nube, que sin tener una presencia local en un país pueden ofrecer un servicio como TV y Telefonía a un precio más bajo, de manera mucho más rápida.

Esa visión de competencia nació de forma forzosa, ya que las empresas que nacieron en la nube les están quitando una porción del mercado y la forma de competir es adoptando las mismas tecnologías.

¿Quién toma la decisión de compra de cloud?

Normalmente se pensaría que en una tecnología como cloud la decisión viene por parte del área de tecnología. Curiosamente ocurre todo lo contrario, ya que esta área ve a cloud como una amenaza. “Desde nuestra experiencia, hemos notado resistencia en más del 70% de equipos de TI a la nube”.

El área de Tecnología tiene la lógica que al comprar el servidor y manejar sus proveedores les da control sobre los procesos en la empresa. Además, al estar los servidores en un lugar físico y tener la llave para su acceso, sienten esa posición de estabilidad.

En el momento de decir al CIO o CTO que con la instalación de cloud se eliminará toda esa infraestructura e incluso que ya no necesita a las 300 personas que trabajan ahí, se siente amenazado y ahí es cuando argumenta que la empresa no está lista para la nube.

Sin embargo, las áreas de negocio sí piden la migración a la nube, y cuando hablan con su equipo de tecnología se encuentran con un supuesto basado en que esa tarea tomará dos años y el precio es altísimo. Las áreas de negocio, ante esta respuesta, buscan alternativas en la nube que comienzan con pequeños pasos como G Suite y Salesforce para validar los servicios y luego migran todo a cloud, porque cumple sus expectativas y cuesta unos cuantos dólares al mes.

Los que están aplicando innovación son las áreas de negocio que ven a la competencia, conocen a los clientes, plantean hacer cosas diferentes y buscan alternativas en el mercado y en ellas identifican que las soluciones cloud no son tan complicadas.

En nuestro caso, los tomadores de decisión de compra son 70% las áreas de negocio y un 30% el área de tecnología que se atreve a innovar.

¿Qué sectores son los que más innovan en Cloud?

Las primeras son empresas de telecomunicaciones. Luego retail que por la naturaleza de su negocio ha encontrado que cruzar visitas en línea con las tiendas, hacer predicción del consumidor gracias a la data e innovar en customer experience se logra gracias a la tecnología que da la nube. Después sería manufactura por la necesidad en la competitividad de precios e innovar en nuevos productos de forma rápida. El cuarto sector sería gobierno. De hecho, hemos visto que un 40% de instituciones públicas en América Latina han adoptado la tecnología de la nube.

¿Por qué migrar a cloud?

El core de una empresa no radica en tener servidores, sino en conocer a los consumidores y la competencia. También buscar nichos para competir y satisfacer a los clientes actuales. En esos objetivos no está en ningún rubro que el servidor se cayó, que hay que actualizar, lo que implica un costo en tecnología y en personal que debe atender esa infraestructura.

Hay un ejemplo muy claro: antes se compraba un carro y si no se usaba estaba estacionado unos días en el garaje sin uso. Hoy, si ese es el caso, es más barato llamar un Uber o un Cabify para movilizarse. Si un día se necesita movilizar a toda la familia se llama una van, si al otro día se va solo a la oficina, pues se busca un auto pequeño, otro día se comparte el recorrido. Así uno se olvida de cuidar la infraestructura y solo paga por lo que usa.

Justamente cloud permite enfocarse en el negocio y desconectarse por completo de esa infraestructura. Desde el punto de vista de eficiencia y costo, es perfecto porque solo se paga por lo que se necesita.

¿Cuál es el valor agregado de Xertica en este proceso?

Un proveedor de nube como Google, Amazon o Microsoft solo da la infraestructura. Y aquí surgen las preguntas: ¿quién lo va a instalar ¿quién le va a dar mantenimiento? ¿quién lo va a vigilar? precisamente es lo que hace Xertica, que es un proveedor de servicio que está al tanto de todo, con los mejores expertos y además usa la infraestructura de Google. En este proceso también entran los servicios administrados. Es decir, toda la gente que tenías administrando la infraestructura, debes ponerlas a hacer cosas direccionadas a temas orientados del negocio para mejorar el performance de la compañía.



Seguro también te interesa leer:

> Tecnologías EOS redujo en 50% sus costos operativos gracias a Google Cloud y Xertica

 > StarPeru redujo sus costos en 80% con Google Cloud

> El estado de Cloud Computing en América Latina

 

 

WordPress Image Lightbox Plugin