Con una alianza con el MIT Sloan recibieron a 4 estudiantes del programa de MBA, quienes  trabajaron con Xertica en ayudar a resolver problemas comerciales en el mundo real.

“Lo que antes uno hacía por teléfono, ahora se hace por mensaje o correo”, es una de las frases publicadas en la revista peruana Gestión en la que hicieron un perfil de nuestra empresa y cómo con sus operaciones impulsa la transformación digital de las organizaciones.

Uno de los conceptos que mejor se explica en la nota, titulada Dos startups, tres peruanos y su experiencia con el MIT Sloan, que salió de forma impresa en el prestigioso medio, es cómo hemos impulsado esa transformación, en la que la tecnología solo aporta el uso de herramientas; el verdadero reto es que el talento humano se una a esa ola para impulsar la cultura de cambio.

La nota periodística explica cómo Saúl Chrem y Luis Arbulú, conocidos desde su infancia, trabajaron separados en empresas relacionadas a la tecnología y telecomunicaciones. Después de un tiempo, ambos con conocimiento sobre las tendencias de comunicación que se venían con la nube y las nuevas formas de interactuar a través de herramientas, decidieron unirse para desarrollar Xertica.

Durante el proceso de crear la empresa, ambos estuvieron en congresos y ferias internacionales sobre transformación digital y ampliaron su red, lo que desembocó en que Xertica opere en diferentes países como México y Colombia, ya que se asociaron con Andrés Cifuentes y Antonio Couttolenc, de esos países respectivamente.

Para ellos hubo un punto en común que los motivó a lanzar la empresa: se dieron cuenta desde sus industrias que la tecnología impulsaba negocios a gran escala y tenían mayor impacto si se desarrollaban a nivel regional y eso fue lo que hicieron con su propia empresa. El impacto es notorio: la compañía es el principal socio de los productos Google en la región y asesora empresas en su proceso de transformación digital durante todo el proceso.

La transformación digital no ocurre solamente por adquirir tecnología. Ésta es el medio, no el fin. De hecho, invertir sin un norte claro en tecnología puede resultar catastrófico. Un reporte de McKinsey advierte que los proyectos de TI con presupuestos iniciales por encima de US$15 millones suelen terminar costando 45% más que lo previsto y generando 56% menos valor, que los que esperaba de ellos. En el 17% de los casos, estos proyectos fallidos de TI, terminan amenazando la supervivencia de la empresa. La falta de enfoque en la organización y los objetivos poco claros son la principal causa de los problemas.

La mejor forma de implementar transformación digital es a través de la capacitación del talento humano y luego del uso de herramientas tecnológicas. Justamente ese es el trabajo que hacemos en esta empresa que tiene operaciones en cinco países de la región y es justamente lo que reflejo el artículo publicado por Gestión.



Seguro también te interesará leer:

WordPress Image Lightbox Plugin