Para frenar el avance del coronavirus, son cada vez más los gobiernos del mundo que están desarrollando estrategias de contención que incluyen mantener a las poblaciones en cuarentena. Esto ha significado que cualquier actividad que congregue grupos de gente sea restringida, incluídas las clases en las escuelas, academias, universidades y toda institución donde se imparta educación.

Sin embargo, el hecho de que las clases no puedan llevarse a cabo in situ abre una serie de posibilidades. Ciertamente, el crecimiento de la demanda de plataformas educativas 100% online como Coursera, Udemy, edX y Khan Academy da cuenta de la posibilidad de que cursos sin infraestructura física para albergar alumnos puedan ser dictados sin problema alguno. Dado el contexto actual, el reto que las organizaciones educativas tienen al frente consiste en poder adoptar las herramientas digitales para no frenar la continuidad de sus clases. En ese sentido, Google Classroom nos ofrece una plataforma útil, intuitiva y de ágil implementación para dicho fin.

Google Classroom es un servicio web gratuito desarrollado por Google para escuelas, cuyo objetivo es simplificar la creación, distribución y calificación de las tareas de forma digital, así como el proceso de compartir archivos entre profesores y alumnos. Esta plataforma está ayudando a ampliar el aprendizaje para todos: transforma la forma en que los profesores y los alumnos aprenden, trabajan e innovan de la mano de herramientas gratuitas y seguras.

¿Qué se puede hacer desde Classroom? No importa qué tan grande sea la escuela o el presupuesto. Google Classroom desarrolla herramientas para incentivar a los alumnos en cualquier momento y lugar. Con Google Classroom, ahorras tiempo, te mantienes organizado y recibes ayuda para comunicarte con tus alumnos.

¿Cómo funciona? Classroom se integra con G Suite, lo que -al adoptar las herramientas que dicha plataforma provee- habilita a sus usuarios a simplificar la creación de lecciones, la colaboración en proyectos y la retroalimentación de los estudiantes. Sumado a ello, brinda a los maestros las herramientas que necesitan para mantenerse organizados y productivos. Entérate de las mejores prácticas de aprendizaje online en este enlace.